sábado, 31 de julio de 2010


A: ¿Qué se ha tirado a otra? Pero, pero, pero... ¿Le matas tú o le mato yo?
B: Déjale... Ya he tenido suficientes conversaciones al respecto... ¿Te crees que me dijo que no quería? ¿Sabes que llegué a créermelo? Imagínate como nos ciegan las emociones que tuvo que ser una amiga mía la que me lo descubriera completamente.
A: ¿Cómo?
B: Algo obvio que yo no me había planteado, "¿Hola? ¿Desde cuando un hombre tiene una erección si no se siente con ganas? Y más aún, ¿Hola? ¿Desde cuando es capaz de terminar?"

Risas

A: Tu amiga es una sabia mujer. Y bien, ¿Qué le dijiste?
B: ¿Qué le voy a decir? Si prefiere el chopped al jamón serrano porque lo tiene más a mano, así sea, pero que luego no espere que le regalen el de pata negra en bandeja de plata.
A: Por que tu lo vales.
B: Por que yo lo valgo.

La gata negra

1 comentario: