jueves, 25 de febrero de 2010




Estuve saliendo con un hombre una temporada. Parecía atraerle lo opuesto a lo que yo era. Traté durante un tiempo de encajar en su ideal femenino, olvidándome de encajes, uñas lacadas, rouge rojo y tacones de aguja. Pero nada parecía llamar su atención en mis esfuerzos por alejarme de mi fetichismo clasista para ser lo que no era.


Finalmente me di cuenta de que cuando una se enfunda en unos vaqueros ceñidos y hace que se vuelvan el 90% de los hombres, es más fácil cambiar de hombre que de estilo.


La gata negra

8 comentarios:

  1. Me gusta la seguridad que desprende el texto, la seguridad de haber resuelto un problema y recordarlo sabiendo que ya pertenece al pasado.
    Pero sobre todo me gusta la foto.

    ResponderEliminar
  2. Suele suceder que cuando esncuentras a una persona de la que te atraen una serie de cosas, después nos empeñamos en cambiarlo.
    Y no.
    Saludos desde el Jardín.

    P.S.: Voto por los vaqueros ceñidos y por los encajes, los tacones, las uñas lacadas. Todo tiene su momento.

    ResponderEliminar
  3. Cambiar de hombre debe ser fácil para ti, como dices. Pero sospecho que te resultará más difícil cambiar de estilo de hombre...

    ResponderEliminar
  4. a nosotros nos pasa lo mismo cuando nos ponemos una cartera llena de billetes.

    ResponderEliminar
  5. En la foto estás pa empotrarte contra alguna pared, pa violarte y cosas así. Lástima que sea una foto.

    ResponderEliminar
  6. http://animaeterna.deviantart.com/art/The-writer-158709321

    ResponderEliminar
  7. ¿Encajes antes de los 50? ¡Qué horror!

    ResponderEliminar
  8. Mmmm... Esto son encajes...

    http://t3.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcSQLLXK1mKIpH-2Vh-yOZljXWXUU7gItteHsJAnPnvxfrw42DpE

    Y creo que se pueden llevar perfectamente mucho antes de los 50...

    Si te parece un horror, you've got some problems, pal.

    ResponderEliminar