miércoles, 15 de julio de 2009





Hace poco leí a un gran escritor de artículos de opinión que el buen yerno jamás será buen amante, y el buen amante jamás será un gran marido.


Ratifico la afirmación. Por eso hay que tener marido y amante.


La gata negra

4 comentarios:

  1. Jejeje, totalmente de acuerdo, que en la variedad está el gusto.

    ResponderEliminar
  2. Msch.

    Y hay un montón de pardillos por ahí a los que les toca ser maridos.

    ResponderEliminar
  3. El marido tiene cuernos, familia, amor y sexo.
    El amante, sexo y muerte solitaria.
    ¿Quién es el pardillo?

    ResponderEliminar