domingo, 21 de junio de 2009


"Me di cuenta de que íbamos a durar cuando preferí el sofá cama a el silloncito Luis XVI, para cuando vinieses de viaje."
"..."
"¿Qué? Te acabo de decir que te preferí al diseño. Deberías estar dando saltos de alegría."
La gata negra

8 comentarios:

  1. Realmente, yo también prefiero el sofá-cama a un sillón Luis XVI.
    Es más cómodo, seguro.

    Un suspiro.

    ResponderEliminar
  2. Inciso: de permitirse decirlo, personalmente y aunque me jode porque me parece francamente deleznable, no puedo si no estar de acuerdo con uno de los comments del tal Jorge en un post anterior. Tu nuevo estilo, la verdad, te queda bien, pero tus introspecciones personales en tu psique y en la común resultaban más interesantes mentalmente hablando que tus observaciones lujuriosas.
    Eso sí, siempre te había leido por que me gustaba lo que escribías, después de tu foto de hace dos post en la que sales, francamente increible, ya hay una razón más para seguirte... puede parecer bueno que te digan piropos, pero sinceramente, prefería seguirte sólo por que me gustaba lo que decías que por que me gustases tú. Pierde gracia así.

    Beso gordo, nos vemos en el espigón.

    PD: Lo que haces dice más de tí de lo que dices, piensa bien lo que quieres que la gente imagine.

    ResponderEliminar
  3. Es que este es un erotismo artístico calientapollas.

    Te quedas a medio camino. Por qué no hablas de pollas chorreando lefa, de coños empapados de flujo vaginal, de enculadas sin escapatoria? Siempre será una estupidez hablar de sexo, de algo más que sexo, de amor, de algo más que amor cuando hacerlo es cuestión de hacerlo.

    ResponderEliminar
  4. Quizá porque no hago un blog pornográfico. Por que lo que me apetezca escribir es mi problema, y si no te gusta, no entres a leerlo. Y por último, Yyrkoon, Jorge jamás ha podido tener razón en tu punto de vista, porque a él no le gusta ni lo que escribo aquí, ni lo de antes, ni lo de nunca, y mi única curiosidad, es porque sigue tocando las narices.

    Âme Noire

    ResponderEliminar
  5. Personalmente, Jorge, creo que por que alguien te ha jodido y ahora no sabes vivir con otro objetivo que joder a los demás. Tienes alguna herida moral que no te deja evolucionar y te has quedado así. A mí me parece bastante patético como forma de vida, pero, oye, para gustos los colores.

    ResponderEliminar
  6. Que alguien me ha jodido? Pues claro que sí. Todos los día me joden, al igual que a ti, aunque tal vez no lo notes. Pero no se trata de una herida moral, de amistad o amorosa o cualquiera de esas payasadas. Pero mucho menos se trata de algún tipo de venganza, de joder porque me joden. Revisa tus dotes de adivino porque no has acertado. Cree el ladrón que todos son de su condición. Y mientras no quieras vivirlo no lo comprenderás.

    ResponderEliminar
  7. Yo no doy la espalda a lo que no me gusta. Yo no huyo del dolor. Yo no me tomo una aspirina para quitarme el dolor de cabeza. Yo no quiero ningún anestésico. Yo no paso de la mierda. Yo no paso del mundo. Nadie me es indiferente. Yo no dejo de escuchar-leer las mentiras de los periódicos o de los políticos. Esa mentira forma parte de la verdad, de la realidad que vivimos, la que se configura y me afecta. Yo percibo belleza en lo más feo, asco en lo más hermoso, bondad en el ser más nauseabundo, cinismo en el más sincero… Yo quiero a mis enemigos. Eso no significa que no me pelee con ellos. Mis mejores amigos fueron siempre grandes contrincantes.

    Voy, estoy más allá de típico enfrentamiento entre el hedonismo y moralidad, que son los cauces en los que vive la mayoría (esto me gusta-lo quiero, esto no me gusta-no lo quiero, esto es bueno-me obligo a hacerlo, esto es malo-lo rechazo o reprimo). Ese es el peldaño de la mayoría. Yo soy la excepción de esa frecuencia estadística que se llama normalidad, es que no se conoce, que no se quiere conocer, que no sabe hasta donde puede llegar. Teme tanto perder el control, pisar en la oscuridad, ser lo que no es. ¿Vislumbras siquiera el siguiente programa de realidad?


    Por cierto una polla eyaculando es muy erótico. De hecho la diferencia ente pornografía y erotismo solo está en tu mente moral y en el lenguaje que no me queda más cojones que usar para relacionarme contigo. Jodidas divisiones y categorías.

    ResponderEliminar