lunes, 8 de junio de 2009


Hay tres palabras que les hacen iluminarse de pura felicidad cuando les veo alargar la mano hacia sus pantalones:

"Tomo la píldora."

La gata negra

4 comentarios:

  1. Y me gusta que digas más con menos. Y al principio tenía su punto este blog pero ya me satura tanta sensualidad-sexualidad-erotismo lubricado con la suficiencia del curtido en todo tipo de batallas cuando en verdad huele a placer recién desvirgado. Suficiencia literaria, mental, lúdica, que hace aguas por rotundidades proclamadas como si fueran axiomas. La calle, los actos son los que te darían ese hervor que te falta. Pero, bueno, cuestión de tiempo, elección, rupturas de cárceles mentales y algo más, y es normal.

    ResponderEliminar
  2. dios, que razón tienes jaja, son unos jodíos

    ResponderEliminar
  3. Comprendo que traer niños a este mundo pueda resultar doloroso, e incluso antes de que ocurra.

    ResponderEliminar